Diez consejos para iniciarse en senderismo

con 6 comentarios

 

senderista

¿Estás pensando en comenzar a hacer senderismo? ¿ya lo haces pero estas un poco perdido con tanta información?
¡Este artículo es para ti! 🙂

 

Diez consejos para iniciarse en senderismo

Te damos una serie de consejos para iniciarte en senderismo y que tus comienzos en esta sana y gratificante actividad deportiva al aire libre sean satisfactorios y dignos de recordar.
Tus primeros pasos siempre serán más seguros y disfrutarás más de la actividad si empiezas con buen pie 😉
¡Comenzamos!

senderismo iniciacion

 

1 – Elegir un buen calzado adecuado para la actividad

Como se supone que estás empezando en esto del senderismo hay que dar prioridad a la comodidad de cara a que la ruta no se convierta en una tortura para tus pies.
Elige un modelo dentro de las diferentes marcas especializadas en senderismo y montaña que existen en el mercado y huye de gangas y chollos de supermercados, mercadillos o en internet.
¡Tus pies te lo agradecerán!
Déjate asesorar por un vendedor especializado y ten en cuenta siempre el uso que vas a dar al material.
No te dejes llevar por las apariencias de modelos muy chulos pero que quizá no te van a dar un buen servicio en tu caso ni le vas a sacar todo el partido que deberías.
Es como un chaval que empieza a jugar al fútbol y se compra las botas de Messi o de Ronaldo ¿te suena verdad? No tiene sentido.
La primera elección que tendrás que realizar será entre comprarte unas botas o unas zapatillas de montaña o de trekking.
Cada una de ellas tiene una serie de ventajas e inconvenientes que deberás evaluar en tu caso en particular para que la elección que realices sea satisfactoria.
Las llamadas zapatillas de trekking son muy cómodas, ligeras pero a la contra protegen muy poco los tobillos y en algunas ocasiones tienen peor agarre en zonas rocosas o mojadas.
Las botas de montaña o trekking protegen mejor tus tobillos y tienen mejor agarre y durabilidad pero son más pesadas que las zapatillas y en muchos casos tendrás que “domarlas” antes de sentirte del todo cómodo con ellas.
En cualquier caso es recomendable que estén confeccionadas con un material impermeable o repelente al agua tipo “gore-tex” para mantener tus pies protegidos y secos ante la lluvia, o al pisar charcos en el camino, cruzar arroyos, etc…
La suela debe estar confeccionada con un material tipo “vibram” que agarre bien y con un diseño más o menos “aserrado” y rugoso que permita una mejor adherencia y seguridad en la pisada sobre todo en terreno rocoso.
Nuestro principal consejo respecto al calzado es que, una vez hayas seleccionado el que más se ajuste a tus necesidades teniendo en cuenta las recomendaciones de un vendedor especializado, tus preferencias, el uso que le vayas a dar y las pautas que te hemos dado sobre el tipo de material y el diseño de este es que lo pruebes concienzudamente.
Esto significa que antes de comprarlo, por supuesto, lo pruebes en la tienda y si puede ser con los mismos calcetines que vayas a usar en tus rutas.
Camina normal por la tienda, de puntillas, con los talones, flexiona el pie poniéndote en “cunclillas” y salta en el sitio.
Haz todo lo que creas para probar bien el calzado y estar del todo seguro que ese modelo es ideal para ti.
En la mayoría de las tiendas especializadas en material de montaña y senderismo tienen diversos materiales hechos con madera y resina para imitar un sendero rocoso en los que podrás probar las subidas y las bajadas, aunque esto solo te dará una idea aproximada ¡úsalas!
Prueba, prueba, prueba y prueba.
Y si después de todo, el precio te cuadra, te sientes cómodo con ellas y todas las características técnicas del calzado y lo que te contó el vendedor de este se adapta al tipo de actividad que vas a realizar cómpralas.
Eso si, cuando llegues a tu casa sigue probándolas.
No las saques de casa porque se ensuciarán y puede que te pongan problema en la tienda para devolverlas en caso de que no estés satisfecho con ellas.
Pruébalas durante dos o tres días dentro de tu casa y asegúrate que te van bien.
Un error de principiante es comprarte un calzado bueno, bonito y a lo mejor no tan barato :-), sin tener muy en cuenta todas las recomendaciones que hemos ido enumerando y para rematar probar tu nuevo calzado durante una ruta por la montaña.
El resultado de hacer esto puede ser nefasto: Ampollas y heridas en tus pies, no disfrutar nada de tu actividad y volverte a casa pensando que te has gastado una pasta en un calzado que no te va bien y que en la gran mayoría de los casos ya no podrás devolver a la tienda.
Por eso, ¡no te agobies! No es tan difícil si sigues las recomendaciones que te hemos dado y como siempre el sentido común será el mejor de tus consejeros.

botas de montaña

 

2 – Llevar ropa cómoda y adecuada

Al igual que ocurre con el calzado la ropa que uses durante las rutas de senderismo debe ser la adecuada para esta actividad.
Hay cantidad de modelos y variaciones siendo lo más recomendable como siempre consultar con un vendedor especializado en cualquiera de las múltiples tiendas de montaña que hay.
La característica principal y común de toda la ropa dedicada al senderismo y montaña es la transpirabilidad que es la capacidad que tienen los tejidos de expulsar la humedad sobre todo provocada por el sudor al realizar la actividad física, en este caso senderismo.
Además dependiendo de la prenda encontramos otra serie de características sobre todo en los materiales utilizados para la confección de la prenda en cuestión y el tipo de diseño que tengan que hace que sea más o menos funcional y por tanto útil para la persona que lo lleva.
A continuación vamos a ver las prendas de ropa más básicas o indispensables para la práctica del senderismo:
  • Calcetines: Deben de ser específicos de senderismo o trekking y por tanto no vale cualquier calcetin siempre que no queramos acabar con los pies llenos de ampollas y rozaduras sobre todo si la ruta es más o menos larga.
    El grosor variará en función de la época del año y la climatología y por supuesto del tipo de actividad que realices y es muy importante el acabado y el diseño desde el punto de vista funcional como las costuras que tengan así como los diferentes refuerzos y detalles destinados a garantizar la mayor comodidad posible al realizar la actividad y a evitar las tan temidas ampollas y rozaduras por el sobrecalentamiento y el sudor de tus pies sobre todo en actividades de una duración moderada o larga y con altas temperaturas.
  • Pantalones: Al igual que los calcetines hay cantidad de modelos específicos para senderismo, trekking o montaña dependiendo de la climatología y también del uso que le vayamos a dar.
    Por lo general el típico pantalón de trekking está confeccionado con una mezcla de materiales sintéticos en los que predomina la cordura y tejidos elásticos que permite a la prenda tener un equilibrio entre comodidad, libertad de movimientos, durabilidad y resistencia.
    Deben ser transpirables y por lo demás los modelos básicos solo varían en pequeños detalles como la forma o cantidad de bolsillos que tengan, si tienen cinturón o los sistemas de ajustes de los bajos.
    Por lo general, un buen pantalón de trekking te durará unos cuantos años así que merece la pena no comprar el modelo más barato (tampoco hace falta el más caro) y a la larga ahorraremos dinero.
  • Camisetas técnicas: Son tu primera piel en el sistema de capas que se utiliza en montaña para aislarnos de la temperatura exterior.
    Su característica principal es su gran transpirabilidad expulsando y secando la humedad procedente del propio sudor generado por la actividad física y están confeccionados con tejidos sintéticos específicos para ello.
    Por lo general son prendas muy baratas (aunque hay excepciones) y conviene tener al menos dos, una de manga corta y otra de manga larga.
  • Forro polar: Cuando hablamos de forro polar no solo estamos hablando de una “cazadora tipo forro” sino también nos vale para cualquier prenda de grosor fino/medio confeccionada con el mismo material que el forro polar y que nos va a servir de segunda capa en el sistema de capas que antes hemos mencionado.
    Como es lógico, sirve para “abrigarnos” cuando paramos o para caminar si es que la temperatura es tan baja que nos obliga a ir más abrigados.
    Una buena combinación es una camiseta técnica de manga larga con un chaleco polar de grosor medio por encima aunque esto siempre variará en función de las condiciones meteorológicas, de la actividad que estemos realizando y de tu propia termoregulación, ya que hay personas que son más calurosas, otras tienen tendencia a sudar más o menos, otras son más frioleras, etc…
  • Chaqueta impermeable/cortavientos: Es la última capa en el sistema de capas que usamos en montaña.
    Sirve a la vez de prenda impermeable en el caso de caminar bajo la lluvia o la nieve y también como cortavientos en situaciones en las que el viento y el frío sean los protagonistas como por ejemplo al llegar a un collado o a una cumbre donde el viento suele hacer acto de presencia.
    Aquí encontramos una gran variedad de modelos y como siempre apelamos a tu sentido común y a los consejos de un vendedor especializado para comprar tu prenda ideal respecto al uso que le vayas a dar para no quedarte corto en tu elección ni tampoco comprarte la super chaqueta técnica impermeable para ir al Himalaya cuando en realidad tu solo la vas a usar en media montaña.
    Como es lógico su característica principal es la impermeabilidad por lo que están confeccionados con membranas tipo “gore-tex” que garantizan que el agua de lla lluvia o la nieve no empape tu cuerpo durante la actividad.
  • Gorro/gorra: Por último no hay que olvidarse de proteger la cabeza ya que como es sabido es una zona del cuerpo por donde se pierde gran cantidad de calor en determinadas situaciones y al mismo tiempo ante el calor es muy susceptible de calentarse en seguida con la consiguiente aceleración de los síntomas de la llamada “insolación”, dolores de cabeza, deshidratación, etc… situaciones ambas que debemos evitar a toda costa.
    Sobre los materiales podemos encontrar tanto sintéticos como naturales como el algodón y la lana y debemos sopesar la elección de uno u otro en función del uso que le vayamos a dar.

ropa para senderismo

 

3 – Planifica la actividad

Para planificar correctamente la actividad debemos tener en cuenta varios aspectos:
  • Distancia de la ruta
  • Desnivel de la ruta
  • Duración estimada incluyendo paradas
  • Dificultad y nivel técnico
  • Meteorología del día de la actividad
Todo esto significa que tenemos que estudiar la ruta que vayamos a realizar antes de llevarla acabo y con suficiente antelación.
Lo suyo es investigar antes posibles reseñas de otras personas que hayan realizado la ruta.
Mirar el trazado de la ruta en un mapa.
Calcular cuanto tiempo te va a llevar hacer la ruta teniendo en cuenta la distancia a recorrer y el desnivel positivo, negativo y acumulado del itinerario.
Estimar la dificultad técnica de la ruta viendo si hay pasos difíciles, técnicos o peligrosos y evaluar si estás preparado para gestionarlos correctamente.
Realizar un seguimiento de diferentes partes meteorológicos durante la semana previa al día de la realización de la actividad.
Ni que decir tiene que si estás empezando en esto de hacer rutas de senderismo tienes que ser consecuente y responsable y elegir itinerarios que no sean muy largos ni con un desnivel excesivo para que una vez que vayas cogiendo forma física y habituándote al medio puedas ir aumentando progresivamente tanto la distancia como el desnivel.
También deberías de aprender técnicas básicas de orientación, a aprender a leer mapas topográficos, a utilizar una brújula, etc…
En definitiva para disfrutar más de tus rutas esfuérzate un poco en ir aprendiendo las cosas básicas para valerte por ti mismo en el monte y poder ir superando retos cada vez más altos como trekkings de varios días o ascensiones fáciles.

mapa senderismo

 

4 – Entrena o prepárate físicamente antes de la actividad

Sobre esto ya hemos hablado en nuestra sección de entrenamiento y seguiremos añadiendo artículos y planes de entrenamiento específicos ya que consideramos que este es otro de los aspectos importantes a la hora de realizar actividades seguras, minimizar el riesgo de lesiones y disfrutar al máximo de estas.
Si estás empezando de cero prueba a caminar una hora dos veces por semana y así tu cuerpo estará más acostumbrado el día de la ruta.
Puedes empezar por nuestro plan de entrenamiento para rutas de hasta 10 km. y 1.000 metros de desnivel.

entrenamiento

 

5 – Aliméntate correctamente

Procura llevar una alimentación sana y equilibrada, huye de productos precocinados y realiza una dieta basada en frutas, verduras y productos frescos como la dieta mediterránea.
El día antes de la ruta procura comer algún plato con alto contenido en hidratos de carbono como pasta o arroz para cargar tus reservas al máximos y evita platos muy fuertes o pesados.
Y no te olvides de la hidratación porque es de suma importancia y por tanto tienes que prestar mucha atención a estar correctamente hidratado el día de la actividad bebiendo agua de forma frecuente sobre todo los dos días anteriores al día que vayas a realizar la ruta.
Durante la actividad también es muy importante mantenerte hidratado para lo cual se recomienda beber muchas veces y poca cantidad.
Después de la ruta tu cuerpo necesitará recuperarse así que asegúrate de seguir bebiendo agua y comer algún plato alto en proteínas que te ayudarán a reponer la masa muscular perdida durante el ejercicio además de frutas y verduras.
Si la ruta ha sido dura date algún capricho pero no te pases, no olvides que gran parte de tu capacidad de rendimiento durante a actividad física se basa en la alimentación junto al entrenamiento así que procura no descuidar ninguna de estas dos cosas si quieres estar “fino” y pasártelo bien.

pasta

 

6 – Lleva el equipo adecuado

Procura llevar el equipo mínimo e imprescindible para salir a caminar por la montaña o por entornos naturales como por ejemplo una mochila pequeña si la salida es de un solo día en la que meterás además de la comida y el agua, la ropa que pueda hacerte falta durante la ruta como la chaqueta impermeable o el forro polar, unos calcetines de repuesto, mapa, brújula, y un botiquín de fortuna con todo lo necesario para atender un posible percance o accidente en caso de necesidad.
Los bastones de trekking también son muy recomendables ya que nos ayudan a mantener el equilibrio en determinadas situaciones, descargan algo de peso y nos dan confianza aunque también conviene hacer algunos tramos sin ellos, incluso algunas rutas cuando ya estemos habituados, ya que su uso prolongado puede también provocar una dependencia de ellos y está comprobado que se produce una pérdida de agilidad y equilibrio cuando estamos acostumbrados a llevarlos siempre y, por lo que sea, un día no los llevamos.

equipo senderismo

 

7 – Protégete del sol y del viento

Por lo general, al hacer actividades de senderismo en montaña subirás a mayor altitud de lo que normalmente estás acostumbrado a estar.
A mayor altitud mayor radiación solar y esto ocurre aunque esté nublado y si hay nieve más aún.
Por ello hay que estar correctamente protegido contra la radiación solar con crema de alta protección y gafas de sol (mínimo de categoría 3).
El viento en los collados y en las cumbres es un compañero habitual así que la crema también nos protegerá de este además de lo que ya hemos hablado de la chaqueta cortavientos o la gorra.
Para terminar no olvides llevar también cacao, vaselina o similar para proteger tus labios tanto de la radiación solar como del viento.
Cuando sales a hacer rutas de senderismo estás unas cuantas horas a la interperie y a expensas de todos estos fenómenos meteorológicos de los que hay que protegerse debidamente para que tu experiencia siempre sea satisfactoria y no volverte a casa con la cara quemada por el sol o los labios al rojo vivo.

crema solar

 

8 – Minimiza el riesgo e identifica los peligros

Recuerda que salimos al monte para disfrutar del placer que nos proporciona la actividad física en la naturaleza no para ponernos en peligro innecesariamente.
Por ello hacemos hincapié en el tema de la planificación y la preparación de la ruta.
Aún así, aunque identifiques todos los posibles puntos de peligro de la ruta y vayas a lo seguro siempre puede haber situaciones que no controles 100% como una tormenta eléctrica inesperada o una caída de piedras provocada por algún animal o por otra persona.
Son peligros de los que no depende de nosotros que ocurran o no, simplemente pasa.
Para ello debemos de estar preparados y saber como actuar, no perder los nervios e intentar estar en un sitio seguro lo más rápido posible pero siempre actuando con cabeza.
Por supuesto elige rutas adecuadas a tu experiencia y conocimientos y no te expongas innecesariamente, ya habrá tiempo de hacer actividades más comprometidas, cada uno a su ritmo.
Como ves son muchos aspectos los que hay que controlar y aprender pero ¡no te agobies! poco a poco irás controlando todo o mejor dicho, casi todo.

tormenta electrica

 

9 – No subestimes ninguna actividad

Nunca te tomes a broma ninguna actividad, ruta o ascensión que vayas a realizar.
Por muy bien que conozcas la ruta o la zona no sabes si la situación puede cambiar drásticamente por alguna de las causas que hemos visto anteriormente por lo que ir alegremente malgastando fuerzas no es una buena decisión.
Cuando hacemos una ruta o actividad de senderismo hay que ir ahorrando toda la energía para volver, y un poco más por lo que pudiera pasar.
Por tanto tómatelo con calma y disfruta de la actividad, cada uno lo hará a su nivel y de acuerdo a su forma física y los objetivos que se haya marcado pero siempre trata de guardar fuerzas y no sobrecargues tus músculos y tus piernas sin motivo.
Por último prestar mucha atención a los pasos delicados que pueda haber como pequeñas trepadas o sitios expuestos a caidas, como hemos dicho, por muy bien que conozcas el sitio no significa que haya que relajarse y perder la concentración y es precisamente en este tipo de situaciones y también en zonas “fáciles” donde más se producen accidentes al bajar la guardia por ser terreno fácil o conocido por la persona en cuestión.
¡Tu vales mucho pero no peques de soberbia, la montaña no perdona!

senderismo en montaña

 

10 – Procura ir siempre en grupo

Aunque no siempre se puede por diversos aspectos como la falta de tiempo o el no poder coincidir con los compañeros hay que intentar salir a hacer actividades a la montaña en grupo ya que así se minimiza notablemente el riesgo o riesgos a los que puedes estar expuesto cuando realizas una actividad en el medio natural y montañoso.
Cuando vas acompañado hay más ojos para no perderse, para ver posibles peligros, para evaluar situaciones y también para buscar ayuda en caso de necesidad.
Y además es más divertido.
Si vas solo a la montaña y te pasa algo puede que pase alguien por alli si tienes suerte o puede que no y te tengas que quedar allí pasando seguramente la peor noche de tu vida,
No es ninguna broma.
Si aún así sales solo a hacer tus rutas de senderismo, cosa perfectamente respetable, procura tomar una serie de precauciones extra como dejar dicho a alguien de confianza donde vas a ir y el horario aproximado de la actividad que vas a realizar, no hagas actividades por encima de tu nivel y más bien intenta hacer cosas que estén por denajo de tu nivel físico y técnico para asegurar que no vas a correr riesgos innecesarios.
Por ponerte un ejemplo no es lo mismo acometer una trepada sencilla para subir a una cumbre acompañado de dos personas que hacerlo solo, ya que ante la duda te verás enriscado y en una situación muy peligrosa sin que nadie pueda ayudarte.
¿Es mejor no jugársela no? Como suele decirse la montaña siempre va estar ahí y tu también querrás estar muchos otros días para disfrutarla.
Si de todas formas, te metes en algún sitio así procura hacerlo cuando haya más gente aunque no vayan contigo para que podáis ayudaros mutuamente en ese momento y acometer el paso con la mayor confianza posible y al menos si pasa algo puedan dar la voz de alerta.
Y recuerda, si vas solo debes de estar el doble de preparado en todos los sentidos que cuando vas en grupo por lo que esfuérzate en formarte, en aprender y en estar correctamente entrenado y actúa con cabeza y con sentido común.

grupo en la montaña

 

¡Y no te olvides de disfrutar, compartir y participar! 🙂

Ante todo disfruta de la actividad que realices y trata de mejorar en todos los aspectos que hemos ido viendo a lo largo de este artículo.
Próximamente hablaremos en profundidad de cada uno de los temas que hemos visto pero por ahora queremos que te quedes con la idea de estos diez consejos para iniciarte en esta fantástica actividad al aire libre que es el senderismo por terrenos naturales y montaña.
¡Si te ha gustado y te resultó útil no te olvides de compartir este artículo con tus amigos y contactos a través de las redes sociales!
¡Compartir es vivir! 😉
Para terminar te dejamos con un vídeo con paisajes naturales alucinantes, en este caso de Nueva Zelanda.
Como vez hay todo un mundo por descubrir bajo tus pies, junto a tu casa o al otro lado del mundo… ¿A qué esperas?
¿Qué te han parecido nuestros consejos? ¿Tienes alguna duda?
¡Esperamos tus comentarios!
¡Namasté! 😉

 

Opt In Image
¡Únete a nuestra tribu!
Y recibe GRATIS el E-Book Montañas

En este E-book te presentamos algunas de las montañas más bellas del planeta con datos prácticos de cada una de ellas y por supuesto ilustrado con bellas fotografías de estos verdaderos paraísos naturales.

Para conseguir el E-book sin coste alguno tan sólo tienes que rellenar el formulario que encontrarás más abajo para unirte a nuestra tribu y recibir así tu regalo además de contenidos exclusivos a los que sólo tendrán acceso los miembros de nuestra tribu aventurera.

6 Comentarios

  1. Mar montes
    | Responder

    Me parece un artículo muy interesante, a veces nos olvidamos de lo más básico y a la vez igual de importante
    Gracias por refrescarnos las ideas jejejeje!!!!!!
    Un besote tribu nos vemos en el monte 😘

    • Me voy al monte
      | Responder

      ¡Gracias por tu comentario Mar! Eso es, estemos comenzando o no nunca viene mal recordar una serie de pautas que nos ayuden a hacer la actividad más segura y más disfrutona. ¡Un abrazo grande y mucho monte! 😉

  2. arturo
    | Responder

    Muy buenas, por favor me podriais decir que lugar es el de la foto que acompaña al consejo 9.
    Gracias

    • Me voy al monte
      | Responder

      Hola Arturo, la foto es de los Alpes. ¡Un saludo y gracias por tu comentario! 😜

  3. marian
    | Responder

    Muchas gracias por el ebook.
    Me estoy iniciando en esto del senderismo. Este verano me gustaría ir a Noruega y recorrerla a andando, voy a empezar con mi entrenamiento desde ya mismo.

    • Me voy al monte
      | Responder

      ¡Hola Marian! Nos alegramos que te haya gustado el ebook y nuestros artículos y sobre todo que sean útiles para ti. Te animamos a seguir el entrenamiento y a ir contándonos tus progresos. Noruega es un lugar maravilloso y lleno de naturaleza salvaje para recorrerla caminando… ¡Ya nos contarás! Un abrazo grande y bienvenida a La Tribu de Me Voy Al Monte.

Dejar un comentario