Procesionaria del pino: Peligros y prevención para hacer senderismo con perros y niños

con No hay comentarios

Estamos en primavera y el monte se viste con sus colores más vivos, caen las últimas nevadas, los pastos están más verdes que nunca, las flores proliferan por doquier y hay agua por todas partes procedente de las lluvias y el deshielo de la montaña, pero hay algunas cosas que debes tener en cuenta a la hora de realizar tus rutas de senderismo en esta época del año sobre todo si vas con niños o perros al monte.
Hablamos de la oruga conocida como procesionaria frecuente en zonas de pinares y que es especialmente peligrosa para niños y puede ser hasta mortal en caso de entrar en contacto con perros.

Procesionaria del pino: Peligros y prevención para hacer senderismo con perros y niños

Lejos de querer alarmarte vamos a darte una serie de consejos y recomendaciones para que no tengas ningún problema con este pequeño insecto.
¿Como prevenir sus peligros?
¡Comenzamos! 🙂

 

¿Qué es la procesionaria?

La procesionaria es el nombre comúnmente aceptado para nombrar a un insecto muy común en los pinares de nuestros bosques y montañas.
Se trata de la oruga conocida como Thaumetopoea pityocampa, que está incluida dentro del grupo de los lepidópteros (mariposas).
Es abundante en los bosques de pinos del centro y sur de Europa y también se puede encontrar en cedros y abetos.
Estas orugas están cubiertas con pelos urticantes que se desprenden y flotan en el aire provocando en las personas irritación de oídos, nariz y garganta en caso de ser alcanzados además de intensas reacciones alérgicas.
La sustancia que desprenden a través de sus pelos es una toxina denominada thaumatopina (de ahí viene parte de su nombre científico).
Como todas las mariposas o lepidópteros tiene un desarrollo a lo largo de su vida compuesto por varias fases desde el embrión o huevo, la oruga o larva, y finalmente la mariposa.
Cuando son mariposas su comportamiento es nocturno evitando así gran parte de los depredadores como aves diurnas y se aparean en verano.
Cuando son orugas y debido a su color pardo se camuflan fácilmente con el medio donde viven evitando también de esta forma ser atacados por los depredadores, especialmente los pájaros, para lo cual también forman grandes hileras o filas como si fueran en procesión (de ahí su nombre común “procesionaria”) para asemejar una culebra o serpiente que vista desde el cielo rehuya a gran parte de las aves que puedan atacarlas.
Las hembras ponen sus huevos sobre las copas de los árboles en forma de espiral sobre una o dos acículas y entre 30 y 40 días después nacen las orugas, normalmente a principios de otoño (Septiembre/Octubre).
Después pasarán por 5 estados larvarios que en zonas frías pueden llegar a durar hasta ocho o nueve meses.
En estado de crisálidas y cuando están “enterradas” son la alimentación preferida de las abubillas.
Las orugas tienen un comportamiento social, y durante su vida de larva establecerán relaciones cooperativas normalmente con sus hermanas de puesta.
También de forma general, desarrollarán toda su vida larvaria sobre un mismo árbol, y solo lo abandonarán para hacer la llamada “procesión de pupa” o bien para buscar un pino contiguo si han agotado la totalidad de las acículas del pino donde nacieron (esto solo ocurre en árboles de pequeño porte o cuando hay varias puestas sobre un mismo árbol no muy grande).
Inmediatamente después de eclosionar y salir las larvas empiezan a alimentarse de las acículas de los árboles.
Desde el primer estadio larvario, las colonias de orugas construyen conjuntamente pequeñas bolsas de seda como refugio colectivo.
A partir del tercer estadio larvario las orugas construyen sobre los árboles unos bolsones mucho más densos en los que pasarán el invierno.
En estos bolsones pasan los periodos diurnos y salen solo para alimentarse al atardecer.
En el quinto estadio larvario las orugas son muy voraces.
Tras alimentarse durante unos 30 días, entre febrero y abril, las orugas en esta última fase descienden al suelo desde los árboles, en características filas indias (de ahí su nombre común de “procesionarias”).
Lo hacen así de manera que se protegen unas a otras la cabeza, que es el alimento de muchos pájaros, de esta forma quedan protegidos unas con otras.
Tras su paseo, se enrollan para no dejar ninguna cabeza al descubierto.
Está comprobado que es siempre una hembra (una larva que originará un adulto hembra) la que guía la procesión.
Finalmente se entierran en el suelo, donde pasan a la fase de pupa o crisálida.
En verano las crisálidas hacen eclosión, y surgen las mariposas cuyo periodo de vida es muy corto (entre uno y dos días), apareándose y comenzando de nuevo el ciclo.
Afecta a todos los tipos de pino, cedros y abetos de las zonas central y sur de Europa produciéndo en estos una lenta defoliación o caída prematura de sus hojas y reduciendo el ritmo de su crecimiento.
No obstante según los expertos no es considerado una plaga forestal como tal ya que el daño que produce no es tan grave como para ello, si acaso solo tenido en cuenta en zonas de producción maderera.
Lo que sí es considerado un problema de salud pública especialmente para los niños y los animales domésticos y mascotas como los perros para los que en caso de entrar en contacto con esto puede ser hasta mortal.
Por ello se ha tratado de controlar la población de procesionaria de diversas formas siendo de momento la más efectiva por medio de trampas de feromónas capturando a los machos adultos para reducir las posibilidades de apareamiento.

 

Peligros de la procesionaria para niños y perros

Como ya has visto la procesionaria puede ser especialmente peligrosa para los niños y las mascotas como los perros.
La inhalación de los finos pelos que contienen la toxina venenosa puede producir urticaria y reacciones alérgicas más o menos graves.
Las mascotas como perros o gatos son especialmente vulnerables ya que pueden llegar a comérselas siendo esto lo más peligroso pues se produce una necrosis o muerte de los tejidos en la lengua y en la garganta produciéndose la asfixia y posterior muerte del animal.
Además aunque no se las coman si los pelillos de las orugas entran en contacto con la mucosidad o los ojos del animal también producen urticarias y reacciones alérgicas con aparición de ampollas que pueden llegar a ser graves para este.
Los síntomas más comunes en el caso de los animales son picores y si las han ingerido comenzarán a babear y a rascarse la zona de la boca.

 

¿Como prevenir los peligros de la procesionaria?

Podemos realizar algunas acciones para prevenir los peligros de la oruga procesionaria especialmente si vas al monte a zonas de pinar susceptibles de albergar colonias de esta oruga con niños o perros.
Lo primero de todo es tener cuidado por donde se camina, evitar en la medida de lo posible el contacto con ramas bajas de pinos, no transitar debajo de estos y por supuesto no tocar los nidos ni las orugas en ningún momento.
Es especialmente importante vigilar y estar muy atentos en caso de ir con niños pequeños ya que estos se pueden sentir atraídos fácilmente tanto por los nidos que son muy llamativos para estos como por las propias orugas.
No es muy común que pase pero también puede ocurrir en el caso de los más pequeños que se metan la oruga en la boca siendo esto lo más grave que pueda pasar ya que se producirá la ya mencionada necrosis de los tejidos.
En el caso de perros y mascotas hay que tener especial cuidado ya que, sobre todo si se llevan sueltos, es difícil controlar que huelen o que chupan y puede ser relativamente fácil que resulten intoxicados por la oruga.
Una buena medida en el caso de los perros es llevarles atados y así poder controlar mejor lo que hacen y a donde se acercan.
Sin duda la mejor prevención es evitar lugares donde prolifere la procesionaria principalmente pinares de cualquier clase y a veces también en ejemplares de cedros y abetos tal y como hemos visto.
En caso de contacto con la piel, mucosidades, ojos, o ingesta accidental tanto en niños como en perros lo más recomendado es lavar con agua la zona afectada para evitar la propagación de la sustancia tóxica que genera la toxína de la oruga y trasladar al afectado lo más rápido posible a urgencias o a un veterinario en el caso de los perros.

 

Resumiendo…

No hay que tener miedo a este pequeño insecto y siguiendo las recomendaciones básicas y tomando las precauciones adecuadas sobre todo si vas con niños o perros al monte no tendrás ningún problema en tus rutas y excursiones.
Recuerda que lo importante es disfrutar así que si vas a estar muy tenso durante la actividad porque tienes que estar continuamente vigilando o controlando al animal o a los más pequeños es mejor que vayas a otra zona donde no haya pinares y por tanto no tengas el “problema” de la procesionaria.
Hay multitud de lugares donde hacer senderismo fuera de los pinares como dehesas, bosques de ribera, las altas cumbres y otras zonas rocosas, a la vera de embalses, etc…
Tu verás como lo haces pero no dejes de salir a hacer tus rutas y paseos de senderismo por este pequeño insecto y recuerda:
¡Disfrútalo y haz que lo disfruten tus acompañantes ya sean personas o animales! 🙂

Y un último consejo, no las mates y déjalas en paz, ellas también forman parte de la naturaleza y siempre has estado ahí, mucho antes que el ser humano, ligadas a los pinares y cumpliendo su función dentro de la delicada cadena trófica.
Solo en los casos en los que las autoridades pertinentes consideren oportunos estas colocaran las citadas trampas para capturarlas mediante este u otro método y siempre para solucionar un posible problema de salud pública tal y como hemos visto.
Ante todo respeta la naturaleza y déjala siempre como la encontraste.
Te dejamos un simpático vídeo de estas orugas en procesión.
¡Nos vemos pronto!
¡Namasté! 😉

 

Opt In Image
¡Únete a nuestra tribu!
Y recibe GRATIS el E-Book Montañas

En este E-book te presentamos algunas de las montañas más bellas del planeta con datos prácticos de cada una de ellas y por supuesto ilustrado con bellas fotografías de estos verdaderos paraísos naturales.

Para conseguir el E-book sin coste alguno tan sólo tienes que rellenar el formulario que encontrarás más abajo para unirte a nuestra tribu y recibir así tu regalo además de contenidos exclusivos a los que sólo tendrán acceso los miembros de nuestra tribu aventurera.

Dejar un comentario